Planificación de la seguridad con mapas aéreos

El área de ubicación de un objetivo de protección, es uno de los aspectos más importantes que se debe tomar en cuenta en la planificación de un proyecto de seguridad.

Planificación de la seguridad con mapas aéreos

El área de ubicación de un objetivo de protección, es uno de los aspectos más importantes que se debe tomar en cuenta en la planificación de un proyecto de seguridad, especialmente porque nos permite conocer con anticipación el terreno donde estaremos ejecutando las estrategias y acciones programadas.

Los mapas geográficos han sido una herramienta fundamental para ilustrar estas áreas de interés y los elementos que se encuentran en ella. Lo podemos observar a lo largo de la historia con estrategas de guerra como Sun Tzu; ejércitos poderosos del mundo que han salido victoriosos de grandes batallas; y consultores inteligentes e innovadores.

Hoy en día, la tecnología geoespacial, nos permite generar estos mapas en formato digital con altas resoluciones y dimensiones muy precisas, por medio de vehículos aéreos no tripulados (Drones) y sistemas de información geográfica (SIG), que nos permiten visualizar cosas que el ser humano no podría ver a simple vista.

Por lo tanto, es importante que conozcamos las ventajas que tiene utilizar estas tecnologías en el proceso de planificación de nuestros proyectos de seguridad, para ser más sagaces y oportunos en nuestras acciones:

Ventajas de los mapas aéreos digitales en la planificación de la seguridad:

  1. Proyectan una perspectiva con mayor detalle de las zonas que componen un territorio específico y los elementos que se encuentran dentro ellas, por lo que se puede desarrollar una clasificación y caracterización mucho más profunda y especializada del área, con prácticas no invasivas.
  2. Permiten incluir capas transparentes sobre el mapa base, para desarrollar una clasificación inteligente de los elementos que serán parte del sistema de gestión de la seguridad. Por ejemplo: Una primera capa pudiera contener la información de las rutas y caminos; la segunda pudiera proyectar la posición de los dispositivos de vigilancia y control; y la tercera pudiera identificar los puntos de riesgo reales.
  3. Se puede trabajar en equipo, para desarrollar el proyecto con varios expertos en diversas disciplinas, bajo un esquema geográfico de seguridad mucho más integral que el de los que se acostumbra.
  4. Ayuda en los procesos de medición y cálculos dimensionales, ya que la fotogrametría aérea producida tiene medidas muy precisas y con bajo porcentaje de error, por lo que se puede hacer adaptaciones de acciones activas y pasivas en un entorno virtual, sin tener que estar visitando el área de interés. 
  5. Es dinámico y modificable, por lo que se puede establecer un mecanismo de mejora continua para la aplicación de medidas y dispositivos de protección en las distintas zonas del territorio.
  6. Las imágenes ilustran una realidad virtual que permite desarrollar un análisis integral de la situación, por lo que el diseño de las estrategias y operaciones tácticas será mucho más efectivo que de lo acostumbrado.
  7. Profesionaliza el trabajo y fortalece la reputación, ya que un esquema geográfico con la ayuda de la fotogrametría aérea para implementar acciones de seguridad, no es común de ver en este gremio tan exigente.
  8. Facilita los procesos de implementación del monitoreo y control de la operatividad del proyecto, para determinar la efectividad con que se está desarrollando y los aspectos que se deben tomar en cuenta para la mejora continua.

Junto a las anteriores, habrá muchas otras que serán el producto de la imaginación de los expertos en este gremio, cuando vean el potencial que tiene el uso de la fotogrametría en la planificación de la seguridad.

Add comment